7 tipos de código de vestimenta: adáptate a la ocasión

Lucía Prieto Fustes·
25 Septiembre, 2019
Si alguna vez te han invitado a un evento y no has sabido cómo vestirte para la ocasión, esta práctica guía sobre dress code es para ti.
 

El código de vestimenta o dress code está compuesto por un conjunto de normas que marcan la manera socialmente aceptada de vestir en cada ocasión. Aunque todo puede variar en función del lugar, la hora, el clima o las costumbres, el modelo prototípico sirve de punto de partida.

Como regla general, los colores claros se utilizan durante el día, mientras que los oscuros, los brillos y las telas satinadas quedan restringidas a la noche. De nuevo, no se trata de reglas inamovibles sino de directrices con las que se puede jugar.

Normalmente, el organizador indica en la invitación el código de vestimenta que regirá el acontecimiento. No obstante, la confusión surge a raíz de la gran cantidad de términos, normalmente en inglés, que se utilizan para designar dress codes iguales o similares.

Como sabemos que comprender el protocolo no es tarea sencilla, te traemos esta guía con los siete códigos de vestimenta más usuales, desde el más informal hasta el más elegante.

Informal o casual

En este código de vestimenta no hay reglas establecidas como tal, por lo que casi todo está permitido. Podrás utilizar prendas deportivas, como sudaderas y zapatillas de deporte, así como pantalones vaqueros.

Ya que este dress code impone pocas limitaciones, es el momento perfecto para sacar a relucir tu estilo personal. Vístete con cualquier prenda que te haga sentir cómoda y aprovecha para jugar con los colores, las texturas, el maquillaje y el cabello.

 

Este tipo de vestimenta se utiliza en el día a día, aunque dependiendo de tu estilo de vida quizás no lo puedas llevar al lugar de trabajo, por ejemplo. En este caso, será tu opción ideal para la libertad del fin de semana.

Código de vestimenta informal de las influencers.
Vía @tanyaburr y @zoesugg

Smart casual

Se trata de la vestimenta que utilizas para el día a día pero con un toque más elegante o a la moda. La clave en este código de vestimenta está en mezclar elementos informales con otros más sofisticados, de modo que el resultado quede en un punto intermedio.

Diviértete haciendo combinaciones en las que no habías pensado antes y dale un toque novedoso a tus atuendos de siempre; muchas veces, los accesorios te ayudarán a conseguir este objetivo. Prueba a mezclar, por ejemplo, unos pantalones vaqueros, unas zapatillas de deporte, una camisa y una blazer: seguro que el resultado te enamora.

Código de vestimenta smart casual.
Vía @songofstyle
 

Business informal o semiformal

Esta vestimenta proyecta una imagen profesional pero sin ser excesivamente formal. Las prendas deportivas no están permitidas, pero sí se pueden utilizar jerséis o chaquetas más llamativas. Asimismo puedes optar por incluir toques de color o estampados en los accesorios.

Los zapatos pueden ser abiertos o cerrados y con un tacón medio o alto. Elige un maquillaje natural pero favorecedor que complemente el outfit y haz que tu pelo se vea trabajado.

El look podrá variar en función del área o la compañía en la que trabajes, pero es el ejemplo prototípico de un casual Friday, ese día de la semana en el que la empresa permite llevar un estilismo más relajado.

Vestimenta semiformal.
Vía international.victoriabeckham.com y @alexachung

Business professional o formal

Está específicamente pensado para ir a la oficina, aunque depende del dress code que imponga cada empresa en concreto. El tipo de vestimenta adecuada se puede definir como formal, elegante y profesional.

Son ideales las prendas sastre, tanto en pantalón como en falda o vestido, eso sí prestando mucha atención al largo, que no debe subir mucho de la rodilla. Los colores serán esencialmente neutros y sólidos.

 

Se recomienda llevar zapatos cerrados de tacón medio o alto y tanto las joyas como el maquillaje deben ser discretos. Asimismo, se recomienda optar por un peinado depurado, ya sea recogido o suelto.

Código de vestimenta formal, estilo Victoria Beckham.
Vía international.victoriabeckham.com

Cóctel

El código de vestimenta de cóctel se relaciona con algunas ocasiones especiales, como bautizos, comuniones y otras ceremonias. Los looks para este tipo de eventos son elegantes y refinados, pero no extremadamente glamurosos.

En este caso, la preferencia gira entorno a los vestidos cortos de fiesta, las faldas con blusas e incluso los conjuntos de sastrería. Los accesorios serán delicados: joyas simples, bolsos de mano pequeños y zapatos de tacón medio-alto o plataformas.

En caso de que quieras optar por complementos algo más llamativos, ten presente que nunca deben hacer competencia con el outfit. Lo mismo sucederá con el maquillaje, que puede ser notorio pero no debe eclipsar el conjunto.

Código de vestimenta cóctel.
Vía @lucyhale y @niomismart
 

Black tie o etiqueta

Es el código de vestimenta habitual de los eventos formales de noche, como cenas de gala o bodas y la elección por excelencia es el vestido largo. No obstante, dependiendo del tipo de evento puede utilizarse también un traje de dos piezas o un vestido algo más corto, por ejemplo en el caso de una graduación de día.

El color, como hemos dicho con anterioridad, dependerá de la hora del día. Eso sí, siempre nos limitaremos a uno o dos colores e intentaremos que sean lisos o con estampados pequeños y discretos.

Los bolsos serán de preferencia pequeños y sutiles, estilo clutch. Los zapatos por antonomasia son las sandalias de tacón alto y la joyería debe ser fina —oro, plata y cristales—, evitando la fantasía. El pelo puede llevarse suelto muy trabajado, pero se suelen utilizar más los semirecogidos y recogidos. El maquillaje, al igual que el pelo, tendrá que ser muy cuidado.

Vestidos en tonos neutros con un code dress de etiqueta.
Vía @niomismart y @tanyaburr

White tie o etiqueta rigurosa

Este es el código de vestimenta más formal y glamuroso de todos: se utiliza para asistir a acontecimientos de noche extremadamente formales. Se recomienda utilizar vestidos largos, incluso con cola, de un color oscuro y liso; también están permitidos los brillos y los escotes.

 

Los complementos serán siempre muy refinados. Habrá que utilizar joyas de calidad, no de fantasía, y los relojes están prohibidos a no ser que se trate de relojes joya. Los zapatos recomendados son sandalias de tacón altas, lisas y a conjunto con el vestido.

El pelo debe ir siempre recogido y puedes optar por un maquillaje llamativo en el que se marquen los ojos —utilizando las sombras para hacer un ahumado— o los labios con un color potente.

Vestidos de gala en color negro y verde neón.
Vía @irinashayk

Estos son los siete tipos de códigos de vestimenta más usuales, a pesar de que los límites entre ellos no siempre están claros. En cualquier caso, esta guía seguro que te sirve de orientación a la hora de escoger el tipo de ropa que debes llevara un evento.

Eso sí, no debemos confundir el código de vestimenta con el estilo, pues este último se puede transportar a cualquier tipo de dress code. De esta manera, podríamos elegir un vestido de etiqueta romántico o un conjunto casual creativo. ¡Ahora lo único que falta es disfrutar de la ocasión!