Unycas
 

7 estilos universales: ¡encuentra el tuyo y brilla!

Nuestra imagen nace en el interior, con la personalidad, y se proyecta en el exterior a través de nuestro estilo, por eso es tan importante que la forma de vestir refleje lo que somos.

7 estilos universales: ¡encuentra el tuyo y brilla!

Escrito por Lucía Prieto Fustes, 10 Octubre, 2019

Última actualización: 07 Octubre, 2019

La teoría de los siete estilos universales surgió en el año 1990 de la mano de Alyce Parsons y Diana Parente. En su libro Universal Style: Dress for Who You Are and What You Want, estas sociólogas y especialistas en moda identificaron siete formas de vestir en las que todas las personas se ven representadas.

A menudo, los conceptos de moda y estilo se confunden, cuando en realidad se trata de dos asuntos muy diferentes. La moda varía todas las temporadas en función de las nuevas tendencias, mientras que el estilo es algo intrínseco a la persona, una representación de su esencia. Coco Chanel plasmó esta idea en una de sus frases más épicas: “La moda pasa, el estilo permanece”.

Por lo tanto, para averiguar cuál es nuestro estilo, tendremos que buscar en lo interno de nuestro ser e identificar esa seña de identidad de la que hablamos. Nuestra personalidad, nuestros intereses y nuestras circunstancias son diferentes, lo que hace que nuestros gustos también varíen. El estilo, como vía de expresión, será por tanto un reflejo de nuestro mundo interno.

Ha llegado el momento de hacer un ejercicio de introspección y determinar en cuál (o cuáles) de los siguientes estilos universales te reconoces:

Estilo natural

El primero de los estilos universales es el natural. Las personas que optan por esta forma de vestir suelen ser sencillas, cercanas, accesibles y naturales, como el propio nombre lo indica. Además, en muchos casos está asociado con una fuerte conciencia ecológica.

En el estilo casual la clave reside en la comodidad, por lo que los conjuntos son frescos, relajados e incluso básicos. Asimismo, las prendas son amplias, fluidas y dejan mucha libertad de movimiento.

Predominan los tejidos naturales, como el algodón, el lino o el vaquero, así como los tonos neutros —blanco, gris, beige, tierra, verde, etc.—. Los accesorios no tienen mucho protagonismo, pero cuando aparecen es recurrente que estén fabricados en materiales de fibras naturales como el mimbre, la rafia o la paja.

Estilo natural a partir de un armario cápsula con aires minimalistas.
Vía: @lisa.olssons y @gracyvillarreal

Estilo tradicional

El estilo clásico denota elegancia, profesionalismo y liderazgo, es por eso que se utiliza con mucha frecuencia dentro del contexto corporativo. Suele componerse de prendas tradicionales, clásicas y sobrias combinadas de forma poco arriesgada.

Normalmente, los conjuntos son monocromáticos con colores lisos y neutros. Algunas de las prendas fundamentales de ese tipo de estilismos son los trajes, las faldas midi o de tubo y los pantalones rectos.

Estilo clásico, el predilecto de la realeza y las actrices como Blake Lively.
Vía: @blakefashion, @katemiddletonphotos, @lisa.olssons y @hrhmeghanmarkle

Estilo elegante

El estilo sofisticado es una reinvención y actualización del clásico. Está formado por prendas elegantes y refinadas pero que, en este caso, se mezclan con toques de tendencia. Por lo tanto, es habitual ver ropa algo más arriesgada, con colores más fuertes o elementos más llamativos.

Los complementos, como los bolsos, los zapatos o las joyas, adquieren protagonismo. En general, se trata de un estilo asociado a las clases altas que denota seguridad y fuerza.

El estilo sofisticado es perfecto para acudir a distintos eventos.
Vía: @songofstyle, @blakefashion, @inthefrow y @samanthamariaofficial

Estilo romántico

El romántico quizás sea uno de los estilos universales más sencillos de identificar. Está compuesto por prendas muy femeninas, suaves y delicadas, que suelen ser el reflejo de personalidades dulces, sensibles y soñadoras.

Los colores que predominan son neutros y suaves: empolvados, rosas, nudes o blancos. El estampado por excelencia es el floral y acostumbra a utilizar elementos como bordados, lazos, volantes, perlas, encajes y gasas.

Estilo romántico, compuesto por prendas delicadas.
Vía: @alexandrapereira, @songofstyle e @inthefrow

Estilo creativo

Las personas muy creativas, expresivas y atrevidas suelen optar por este estilo. Las prendas se combinan de manera original e innovadora y, en este sentido, destacan las mezclas de colores, texturas, estampados y formas; asimismo, suele haber muchos toques de color.

Estilo creativo, compuesto por prendas divertidas y originales.
Vía: @trinekjaer_ y @songofstyle

Estilo dramático

El estilo dramático está en la línea del creativo, pero llevado al extremo. En este caso, las mezclas son arriesgadas y existe mucha superposición y contraste en las prendas. A pesar de que es un estilismo que se sale de lo convencional, sigue siendo elegante y sofisticado.

Las personas que optan por esta manera de vestir suelen ser extravagantes y únicas. Además, no dejan que las normas ni las opiniones ajenas coarten su marcado estilismo.

Estilo dramático, compuesto por prendas arriesgadas e inusuales.
Vía: @songofstyle y @annabelrosendahl

Estilo seductor

Se trata de un estilo que, al igual que el romántico, es muy reconocible. Las prendas suelen ser cortas e ir ajustadas al cuerpo, de manera que la figura se marca de forma sensual. Asimismo, es frecuente encontrar escotes, tanto delanteros como en la zona de la espalda.

Los tejidos estrella son los de tipo licra, los que tienen alguna transparencia o los brillantes, como el raso o el satén. Los colores negros, rojos y metalizados, así como el estampado animal, son característicos de este estilo. Representa a mujeres femeninas, atrevidas y elegantes.

El estilo seductor está compuesto por telas sedosas y vaporosas.
Vía: @samanthamariaofficial, @songofstyle, @blakefashion y @hellooctober

Los siete estilos universales que acabamos de presentar también se combinan entre ellos y dan lugar a otras vertientes. A menudo, también las corrientes artísticas o de pensamiento moldean la forma de vestir, es el caso de estilos como el hippie o el rockero.

Por último, recuerda que los estilos no son inmutables, sino que se nutren constantemente de elementos como las tendencias. De igual manera, nosotras tampoco somos compartimentos estancos, por lo que no tenemos que encasillarnos en un único estilo.

Las 5 prendas más atemporales de todos los tiempos

Las 5 prendas más atemporales de todos los tiempos

Vamos a repasar cuales son las prendas más atemporales de todos los tiempos; esas que siempre pueden sacarnos de un apuro si no sabemos qué ponernos.