El septum, el piercing más a la moda

Azucena·
22 Agosto, 2019
Si quieres lucir un look diferente, con un aire de rebeldía y algo de encanto antiguo, el septum es tu accesorio.
 

El septum recibe su nombre del lugar en el que se luce,  ya que está en el septo; es decir, el tabique-cartílago- que separa las dos fosas nasales. También se le puede llamar «piercing de toro», por ser igual que el que llevan estos animales, aunque este nombre no es muy popular.

Puede parecer que es una moda más o menos reciente, pero eso no es así. El septum es uno de los tipos de perforaciones más antiguas de la historia. De hecho, ha sido parte de la estética de distintos grupos tribales de diferentes partes del mundo durante siglos.

Algunas curiosidades:

  • En la Antigua Roma, el septum se le colocaba a los esclavos, como símbolo de su estatus.
  • Los hindúes se lo colocan para parecerse a la diosa Parvati, esposa de Shiva y madre de Ganesh.
  • Los guerreros Mayas también lo llevaban, como símbolo de agradecimiento a Bulac. 

Hoy en día, solo se trata de un complemento para los looks, como los pendientes o los collares. Lo vemos en a pie de calle, pero también en celebridades, it girls y, por supuesto, en las pasarelas de moda urbana.

Cuidados que debes tener si te perforas

Si decides perforarte, tienes que tener en cuenta que debes realizarte algunos cuidados para que la herida sane sin ningún inconveniente. Recuerda que lo que vas a hacer es agujerear el tabique nasal, con lo que tendrás una herida abierta que requiere cuidados y necesita su tiempo para cicatrizar.

Es fundamental curar la zona como mínimo unas 2 veces al día. 

 
  • Antes de ponerte con la cura, lava bien tus manos y sécalas con cuidado.
  • Después, con un bastoncillo mojado humedece la zona para así poder retirar las costras que se hayan formado.
  • A continuación, utiliza jabón neutro para lavar la herida. Aclárala bien. 
  • Por último, debes aplicar suero fisiológico en la herida y listo.

Hasta que la herida no cicatrice por completo, evita bañarte en piscinas, playas, o spas. Y recuerda, ten mucho cuidado cuando vayas a maquillarte. Intenta que los productos que utilices (base, polvos, etcétera) no impregnen la punta de la nariz.

Famosas con aro en la nariz

Lady Gaga, Scarlett Johansson, Jessica Biel, Zoë Kravitz o Blanca Suárez son algunas de las famosas que han lucido su septum con mucho estilo.

Aunque si alguien puso de moda este accesorio entre las chicas de todo el mundo fue Rihanna. La cantante de Barbados fue la primera famosa que se atrevió a posar con su pieza y, de alguna forma, romper moldes y crear tendencia.

Rihanna con su septum.
Vía Pinterest
Scarlett Johansson con un septum falso en la nariz.
Vía Pinterest
 
Zoe Kravit con septum falso en color dorado.
Vía Pinterest
Jessica Biel con un septum falso.
Vía Pinterest

Blanca Suárez es una de las pocas famosas que, cuando lo lleva, lo lleva de verdad con agujero. Y la verdad es que no se nota ninguna diferencia. Ella misma contó que lo lleva desde los dieciocho años y que está encantada.

Blanca Suarez con un septum.
Vía @blancasuarez

Una alternativa: el septum falso

Si no estás decidida del todo a pasar por ese momento en el que te perforan rápidamente el tabique nasal y luego, todo el proceso de cicatrización, no hay problema; puedes llevar un piercing falso que se sujete a presión.  

 
Piezas para llevar septum falso.
Vía Pinterest

Al igual que los pendientes de quita y pon, estas piezas resultan mucho más prácticas, ya que puedes quitártelos y ponértelos cuando quieras, sin temor a que se cierre el agujero.

Algunos consejos adicionales

A la hora de elegir tu septum falso, debes recordar que la pieza debe tener una medida que se ajuste bien a tu nariz para que, al colocarlo, haga cierta presión y pueda mantenerse fijo, pero sin hacer daño. Intenta ajustarlo lo justo, de manera que no te haga ocasione molestias ni se caiga.

Un punto muy importante que debes de tener en cuenta es que te lo tienes que quitar cada cierto tiempo. La pieza no está pensada para llevarla de forma indefinida. Lo más recomendable es que te lo quites cada noche para que la zona no se inflame y cause otros problemas.

Por último, te recomendamos que no lleves la pieza al gimnasio, la piscina, o a la cama. Tampoco hagas deporte ni realices actividades muy dinámicas con la pieza puesta.