¿Cómo llevar bufandas tipo manta?

Andrea Gómez·
13 Marzo, 2019
Estas prendas son una de las preferidas durante los meses más fríos del año. Y si bien predomina en ellas el estampado a cuadros, hay modelos étnicos o unicolor con mucho encanto. ¡Elige la que mejor se adapte a tu estilo!
 

Durante los meses más fríos, es decir, la temporada de otoño e invierno, hay un tipo de accesorio que no falta: las bufandas tipo manta. Estas son una opción perfecta para abrigarse bien y variar los atuendos, según las preferencias, con mucho estilo.

Hay modelos con o sin capuchas, mangas, bolsillos, flecos y demás. Se pueden encontrar en diversos tamaños, grosores, estampados y cortes. Y si bien las telas más abrigadas serán siempre la primera opción para las más friolentas, hay modelos elaborados con tipos de telas más ligeras pero que al colocarse de cierta forma, crean varias capas y abrigan bien.

A diferencia de las bufandas estándar, que son angostas, largas y hechas de algodón, las tipo manta (tal como su nombre lo indica) tienen unas dimensiones mayores y están fabricadas con textiles más calientes que el algodón. Tienden a ser más ‘cuadradas’ a la vista, es decir, anchas como las mantas.

Formas de llevar las bufandas tipo mantas

Es increíble el número de posibilidades que brindan estas bufandas. Así que, durante los meses más fríos, vale la pena sacarles el mayor provecho posible y así lucir súper modernas, día a día. Ahora bien, a pesar de que todo en ellas parece ser ventajas, al ver su gran tamaño, muchas veces no sabemos cómo usarlas con soltura. A continuación, resolveremos este dilema.

Detrás del cuello y hacia el frente

Outfit de otoño, estilo casual con sombrero y bufanda.
Pinterest
 

Esta es una de las formas más sencillas de usar una bufanda tipo manta y también es una de las más comunes. Consiste en doblar la bufanda dos veces por la mitad y dejar que cada lado caiga por el cuello hacia la parte frontal del cuerpo.

Es importante prestarle atención a la combinación de colores de la prenda, ya que puede ayudar a crear varios atuendos diferentes. En el siguiente ejemplo, la bufanda tiene rojo, azul, gris y, en menor medida, algo de blanco. Al elegir una falda rosa pálido, destaca mucho más el color rojo.

Pañuelo 

Formas de llevar una bufanda tipo manta: estilo pañuelo.
Pinterest

Definitivamente, este tipo de atadura es un clásico. Ideal para llevar casi cualquier modelo de bufanda tipo manta (a excepción de los que tienen capucha). En la imagen, se explican todos los pasos para lograrla.

Solo hay que doblarla formando un triángulo, tomar las esquinas de la bufanda y enroscarlas alrededor del cuello, dejando el triángulo en la parte del frente. Las esquinas pueden quedar a lado y lado del pañuelo, aunque también se pueden esconder debajo, o incluso hacer un nudo simple en la parte del frente.

Abrigo

Una bufanda tipo manta se puede llevar a modo de abrigo.
Pinterest
 

Una de las formas más chic de llevar las bufandas tipo manta consiste en colocarla como una especie de chaqueta, de tal forma que quede bien cubierta la espalda y, para sujetarla, utilizamos un cinturón. ¿El resultado? Un outfit con mucho estilo.

La abertura de la parte frontal puede colocarse varias maneras, en el centro del pecho (como en la imagen de arriba), a un lado, anudada o sin anudar.

Desenfadado

Formas de llevar una bufanda tipo manta.
Pinterest

En la imagen tenemos el paso a paso para lograr este estilo. Simplemente recoge la bufanda a lo largo lo más que puedas, deja un lado más largo que el otro alrededor de tu cuello y enróscalo. Introduce el lado largo por el espacio que se forma frente al cuello para sujetarla bien.

Poncho

El estilo poncho es una de las formas más sencillas, rápidas y desenfadadas de llevar las bufandas tipo manta junto con prendas casuales y, si así lo queremos, holgadas. Solo tienes que dejarla caer sobre tus hombros de manera natural (dóblala por la mitad antes, si es muy ancha).

¡Aprovecha las bufandas tipo manta!

Si hay algo que tienen las bufandas tipo manta es su facilidad de uso. Con ellas podemos darle un toque mucho más refinado a los atuendos de la temporada otoño/invierno. Por lo que, una vez comiences a aprovecharlas, no dejarás de darle más de un par de giros interesantes.

 

En cuanto al estampado, el que más se lleva es el de cuadros. Pero que esto no te limite. Esta prenda también se ve genial en diseños unicolor o en otros estampados. Así que ¡anímate a combinar tu ropa con bufandas tipo manta!