¿Cómo elegir el color de cabello según tu tono de piel?

Anabelen·
19 Marzo, 2019
El cobrizo es una buena opción para pieles claras, ya que lograrán un resultado muy natural. En cambio, si eres morena y eliges este tono de coloración resultará más artificial.
 

Cuando tenemos en mente un cambio de look, nuestro cabello suele ser el elegido para experimentar estilos nuevos. Muchas veces optamos por un corte radical y otras por un cambio de color. Pero si hemos decidido teñirlo, ¿cómo saber qué color de cabello nos favorecerá más?

Elegir un nuevo color para tu cabello no es una tarea fácil como se suele pensar a simple vista. Hay varios factores que influyen a la hora de determinar qué tonos te van mejor, tales como:

  • Color de piel.
  • Color de ojos.
  • Tono natural de cabello.

Como parece algo complicado, hemos preparado una guía para ayudarte a elegir un nuevo color de cabello que resulte un acierto total. 

Puede que las últimas tendencias en tintes te llamen la atención. Sin embargo, antes de decidirte por un tinte en concreto, es importante que identifiques cuál es tu tono de piel y evalúes qué puede hacerla lucir mejor.

Elegir el color de cabello, según el tono de piel

Lo primero será distinguir entre tonos cálidos y tonos fríos. Un truco para facilitar la clasificación es mirarse las venas de los brazos: si son azules o violáceas, tu tono de piel será frío; si se ven verdes, es cálido. Si ves los dos tonos, probablemente tu tono de piel sea neutral.

Presta atención también a tus ojos: si son azules o verdes, normalmente tendrás un tono de piel frío; pero si tienen manchitas doradas en el iris, tu tono será cálido.

Una vez que identifiques cuál es tu tono, elige una coloración opuesta a tu piel. Es decir, si tu rostro es cálido opta por los tintes más fríos, y viceversa.

 

1. Pieles claras

Color de pelo para pieles claras.
Pinterest

A las pieles claras les favorecen los tonos rubios. Lo mejor es optar por rubios miel y dorados que le aporten calidez al rostro. Asimismo, los castaños claros o medios contrarrestan la frialdad de nuestra piel.

El cobrizo también es una buena opción para este tipo de pieles, ya que lograrán un resultado muy natural. En cambio, si eres morena y eliges este tono de coloración, resultará más artificial.

Por el contrario, no se recomiendan los negros o castaños muy oscuros, ya que restarán luminosidad al rostro y endurerán los  rasgos.

2. Pieles medias

Clara Alonso
Pinterest

Este tipo de piel es el más versátil. Si tienes este tono, enhorabuena; cuentas con una amplia gama de colores para elegir. En función del color de ojos que acompañen a este tipo de piel, el color de cabello variará. Sin embargo, suelen ir bien los castaños con reflejos cálidos. Para ojos verdes, podemos optar por rubios más ceniza.

 

Aunque si prefieres un tinte rubio, es mejor escoger uno dorado o con matices cobrizo y evitar los rubios platino. Los colores caoba y castaños chocolate también favorecen mucho.

3. Pieles morenas

Mechas para morenas
Pinterest

A las pieles morenas los colores que más favorecen son aquellos que están dentro de la gama de los tonos avellana, marrones, castaños o negros. Los caoba y rojos más oscuros suelen ir bien con este tipo de piel.

También pueden optar por tintes rubios, siempre y cuando se empleen técnicas como el balayage. De este modo, la raíz se mantendrá en su tono oscuro natural y no provocará un cambio brusco de tonalidades.

4. Pieles cetrinas

Tono de piel aceituna
Pinterest

Las pieles cetrinas u oliváceas tienden a broncearse con facilidad. Este tipo de piel tiene subtonos amarillos o verdosos. Necesita tonos que le aporten luminosidad al rostro, ya que tiende a lucir apagado.

 

Los tonos castaños, chocolate, negro e incluso violín favorecen mucho a este tipo de pieles. Los degradados a rubio y los tonos caoba aportan mucho brillo.

Más consejos para elegir el color de cabello

Antes de elegir la coloración de tu cabello, deberías tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los tintes oscuros, como el negro o el castaño oscuro, endurecen las facciones.
  • Por el contrario, los tonos claros, como el rubio, iluminan el rostro y suavizan los rasgos.
  • Las cejas deberían ir en un color acorde con el color del cabello.

Antes de elegir la coloración, también debes valorar el tipo de cabello: si es rizado, seco, graso, fino, etcétera, para así ofrecerle los cuidados adecuados. De lo contrario, difícilmente podrás lucir una melena saludable y fuerte.

Hoy en día, se pueden elegir productos sin amoniaco, que logran un acabado natural y un color duradero, sin dañar el cabello. Al contrario, le aportan hidratación gracias a los microaceites que contienen.

Así como es importante prestar atención al tono de piel para elegir un buen tinte, también lo es para elegir un tono de colorete adecuado y hasta para combinar la ropa.