El regreso del tie dye

Monica·
02 Octubre, 2019
El tie-dye ha vuelto a nuestros armarios, pero esta vez con un aire más sofisticado. Las prendas en tonos pastel serán las grandes estrellas de la primavera y el verano.

¿Recuerdas cuando de adolescente cogías una camiseta, le hacías unos nudos y la sumergías en un tinte? Pues a ese proceso de le denomina tie-dye (de “atar” y “teñir” en inglés) y, por increíble que parezca, esas prendas que teñías y que quedaban con un aire tanto psicodélico como hippie han regresado a partir de esta primavera y de seguro las pudiste ver en todas las tiendas de ropa.

El tie-dye vuelve a tu armario

Eso sí, como no podía ser de otra manera, el tie dye se ha actualizado para convertirse no solo en una tendencia propia de festivales de música y fiestas playeras, sino en todo un must have para ir a todos los sitios: la oficina, la universidad, de casetas o incluso de boda.

Para que lo compruebes, a continuación te mostraremos 10 prendas tie-dye que querrás tener en tu armario.

Vestido todoterreno

Con sandalias, con zapatillas o con botas. Depende del calzado y los complementos que le pongas un vestido tie-dye puede darte mucho juego de la mañana a la noche. Y sí, también es perfecto para ir de festival o ponértelo sobre el bañador para bajar a la playa. Todo dependerá del rollo que tú quieras darle.

En este caso, la tintura ha quedado muy discreta y el color rosa palo ayuda mucho a que el vestido luzca muy acorde a la ocasión (independientemente de cuál sea).

Vestido rosa con tie-dye discreto para lucir en diferentes ocasiones.
Vía Stradivarius

Camiseta versátil

La amiga inseparable de los vaqueros o de los shorts, esta primavera la hemos visto tontear también con los omnipresentes trajes de chaqueta. Sí, has oído bien, Karlie Kloss ya se ha atrevido con esta combinación y no puede gustarnos más. Los contrastes se llevan de maravilla y una prenda tan casual como esta camiseta, puede aportarle personalidad y restarle seriedad a tu outfit de oficina.

Taylor Momsen (Gossip Girl) también lució una camiseta de este estilo hace ya algún tiempo en talla XXL en el videoclip de Messed up world. 

Camisa rosa con tie-dye.
Vía Topshop

Blusa con glamour

Y si una camiseta tie dye puede dar mucho juego, una blusa no digamos. Con una falda o un pantalón sastre pueden convertirse en un working girl look ideal. Si la combinas con unos shorts vaqueros, ya tienes el uniforme de festival que buscabas y si lo combinas con una minifalda vaquera, tendrás un  bonito outfit para una cita romántica. Añade complementos de fibras naturales y en tonos dorados para completar un estilismo de 10. Los pendientes de aro grandes pueden ayudarte mucho en ese caso.

blusa azul tie dye
Vía Stradivarius

Accesorios con personalidad

Si esta tendencia te llama la atención, pero no acabas de encontrar la forma de incluirla en tus estilismos, lo que necesitas es darle una oportunidad a modo de complemento. ¿Qué tal un pañuelo? Úsalo en el cuello para los días frescos, o en el pelo a modo de diadema o turbante.

Te puede interesar: 4 accesorios para el pelo y cómo llevarlos

Pañuelo tie-dye de colores, ideal para complementar looks.
Vía Stradivarius

Coordinación cool

Un total look para no pasar desapercibida. Si eres fan absoluta del tie-dye, conviértelo en el protagonista absoluto de tu atuendo con dos piezas del mismo estampado. La falda parecerá la continuación del top y así obtendrás fácilmente un estilazo apto para alegrar hasta los días más grises.

Top de Zara con colores del atardecer.
Vía Zara
Falda de Zara con colores del atardecer.
Vía Zara

Cazadora especial

Todo un emblema del tie-dye. Las cazadoras denim desteñidas no pueden faltar en este regreso. Eso sí, esta vez son o cropped u oversize. No hay término medio. Todo dependerá del tipo de prendas con los que las vayas a combinar. ¿No sabes por cuál decidirte?

Las cazadoras en colores claros, casi blancas, con tintura en un tono más oscuro son las que más triunfan. Sin embargo, puedes darle la oportunidad a otras en tonos más oscuros dependiendo del atuendo que hayas elegido.

Cazadora denim en tonos claros con estilo tie-dye.
Vía Zara

Vestido BBC

¿El tie-dye es un estampado informal? No necesariamente. ¿O no irías perfecta a una boda con este vestido, unos taconazos y un clutch? Como ves los prejuicios han ido saliendo poco a poco de este estampado y ya no se limita a quedarse en la playa, atreviéndose a llegar hasta tus eventos más exclusivos del año.

Como puedes ver en el siguiente ejemplo, la tendencia está presente, pero la combinación de colores la hace ver algo más “formal” y, por tanto, apta para eventos fuera de la arena de la playa.

Vestido negro y marrón.
Vía Topshop

Minifalda con mucho rollo

Combina esta minifalda con una camiseta blanca o incluso una blusa básica y serás la más trendy de la oficina. Solo necesitas unas deportivas, o unas alpargatas para llevarla durante el verano. ¡Te va a encantar!

Falda estampada para el verano en colores oscuros.
Vía Pull & Bear.

Sudadera multicolor

Y para los looks más desenfadados siempre puedes añadir una sudadera llena de color en versión XXL. Será tu compañera fiel para el entretiempo y no querrás quitártela de encima los fines de semana.

Taylor Swift se ha animado a lucir este tipo de prendas en tonos pastel y arcoíris para promocionar su más reciente álbum: Lover, que tiene una estética muy dulce y angelical. Si quieres inspirarte, la cantante puede ser tu referencia.

Sudadera en colores arcoíris.
Vía Pull & Bear

Pantalones setenteros

Estos vaqueros no podían faltar en esta recopilación de prendas primaverales y veraniegas tie-dye. No dejarán indiferente a nadie y es preferible combinarlos con colores lisos de la misma gama, pero ¿quién dijo miedo?

Pantalones desteñidos en blanco y negro.
Vía Topshop

Si te gusta esta tendencia, tienes muchas formas diferentes de lucirla. Anímate con la opción que te haga sentir más cómoda y ¡disfrútala! 

Como te mencionamos antes, si lo tuyo no son las piezas grandes y ostentosas, siempre puedes optar por complementos, como pañuelos o diademas.